¿Cómo bajar el alcohol en sangre?

Muchas personas antes de coger el coche intentan buscar trucos de “Cómo bajar el alcohol”. Sin embargo, no hay ninguna forma para acelerar este proceso. Todos los trucos que se leen por internet o cuentan los amigos son falsas creencias.


El alcohol es un factor de muchos accidentes automovilísticos, caídas, quemaduras, etc. La DGT informa que la gran mayoría de los accidentes mortales, entre un 30-50%, son productos por el consumo del alcohol.


Cómo afecta el alcohol según la persona

como bajar el alcohol en sangre

El alcohol es uno de los amigos más traicioneros que existe. Desde Alcocat defendemos que la tasa aceptable para la conducción debería ser “0” aunque es muy complicado. La mayoría de usuarios en España pueden conducir con una tasa de alcoholemia inferior a 0,25 g/l en aire expirado o 0,5 g/l por litro en sangre. Pero, solo con un par de copas puedes superar estas cifras.

Asimismo, la concentración de alcohol en sangre puede variar según la persona y la situación en la que se encuentre. Por ejemplo, si dos personas beben la misma cantidad de alcohol no tienen porqué tener la misma tasa de alcoholemia. Hay numerosos factores que pueden afectar estos son:

  • Años
  • Peso corporal
  • Sexo
  • Beber alcohol con el estómago vacío
  • Si se mezcla con medicamentos
  • Beber mucho alcohol en un período muy corto de tiempo.

Una persona que conduce después de haber consumido alcohol, aunque este por debajo de la tasa, pone en peligro su vida y la de los demás conductores. Un estudio elaborado por el RACE explica que un 44% de los españoles han cogido alguna vez el coche después de haber bebido alcohol.

Mitos para bajar el alcohol en sangre

Según varios expertos, el hígado sólo es capaz de metabolizar 0,12 g/l de alcohol en sangre cada hora. Por eso, para metabolizar todo el alcohol que hay en la sangre puede tardar horas. Sin embargo, hay muchas personas que buscan cómo acelerar este proceso aunque hemos de decirte que todos son mitos y no existe ninguna forma de bajar el alcohol en sangre.

A continuación, te presentamos algunos mitos y creencias sobre como bajar el alcohol en sangre. Sin embargo, ninguna se ha mostrado eficaz.

Hacer ejercicio

El primer mito que existe es hacer ejercicio. Muchas personas consideran que si haces ejercicio puedes llegar a reducir el alcohol en sangre porque activas tu metabolismo y sudas. Sin embargo, el porcentaje de alcohol que se elimina con el sudor es solamente de un 1%.

Una persona que haga ejercicio se sentirá más despierta y alerta. Pero todavía tendrá en su cuerpo el alcohol. Así, que ya sabes, aunque hagas muchas flexiones o corras, tu hígado no eliminará antes el alcohol.

Beber mucha agua

Otro de los mitos es beber mucha agua antes de conducir. Sin embargo, aunque bebas mucha agua, no te ayudará a disminuir tu tasa de alcoholemía.

El agua va muy bien para evitar la deshidratación y eliminar todas las toxinas del cuerpo. Asimismo, beber zumos de frutas puede ayudar al hígado a eliminar el alcohol más fácilmente. Beber un vaso de agua o zumo antes de acostarte te hará sentir mejor al día siguiente. Pero al momento, no notarás cambios, este proceso tarda varias horas.

Beber café

Beber café antes de conducir también es uno de los mitos más populares. Muchas personas consideran que el café fuerte puede contrarrestar los efectos del alcohol. Pero no. El café hace que estés más alerta y no tan somnoliento, pero no significa que elimine el alcohol de tu sistema circulatorio.

Además, el café no es una buena opción ya que tanto el alcohol como el café provocan deshidratación.

Duchas frías

Tomar una ducha de agua fría no contribuye en la reducción del alcohol. Esta acción sólo ayuda a estar alerta durante un período de tiempo, pero todavía no está en buenas condiciones para conducir.

Comer mucho

Comer antes, durante y después ayuda a disminuir la absorción del alcohol en sangre. Cuando una persona consume alcohol y ha comido antes, el estómago está procesando aún la comida y el alcohol se procesa lentamente, lo que disminuye los efectos del alcohol. Pero no quiere decir que si comes evitarás dar positivo en el test de alcoholemia.

Masticar chicle

chicle porcentaje alcohol sangre


Si después de beber unas cuantas copas quieres coger el coche y piensas que masticar un chicle puedes evitar que te detecten el alcohol en sangre ¡error! Puede disimular el olor a alcohol, pero no engañara al alcoholímetro, ya que éstos detectan el alcohol en el aire alveolar, es decir, el aire pulmonar donde tiene lugar el intercambio gaseoso de nuestro sistema circulatorio.

Cuando has consumido demasiado alcohol, lo que necesitas es tomarte un tiempo y descansar para poder recuperarte del todo. Ningún tipo de bebida o comida podrá disimular los grados de alcohol.


¿Cómo nuestro cuerpo metaboliza el alcohol?

Es muy común que las personas ingieran alcohol en fiestas, reuniones o actos sociales. Es importante conocer cómo actúa el organismo una vez que el alcohol ha sido ingerido.

Cuando una persona ha consumido bebidas alcohólicas, el hígado tarda un tiempo en procesar y descomponer el alcohol. El alcohol llega directamente hasta el estómago, que absorbe un 20%, y el 80% restante es absorbido por el intestino delgado que se envía directamente al hígado. Este se encarga de convertir el alcohol en una sustancia inofensiva para el cuerpo. El principal problema es que este proceso es muy lento. El hígado necesita su tiempo para transformar el aceite en una sustancia no tóxica o no activa. ¿Sabías que el hígado tarda una hora para metabolizar una copa de vino? Eso significa que después de unas cuatro copas el cuerpo tardará cuatro horas en eliminarlo todo.

Los niveles de alcohol en sangre se miden mediante la concentración de alcohol en sangre (BAC), una medida de la proporción de alcohol en la sangre. Hay muchas variables que contribuyen a los niveles de alcohol. Por eso, la mejor opción es controlar tus niveles de alcohol en sangre con un alcoholímetro digital como el de Alcocat. Un pequeño alcoholímetro de bolsillo que se conecta a tu smartphone y puedes comprobar tu estado. Además, tiene un diseño muy estético, minimalista y elegante. No tiene pantallas ni botones. No esperes más y hazte con el tuyo.



Prevención para evitar la resaca

resaca porcentaje alcohol sangre


Cuanto menos alcohol se tome, menos probabilidades hay que exista una resaca. Sin embargo, si quieres beber y reducir los síntomas de la resaca entonces no dudes en seguir estos pasos:

  • Comer antes, durante y después de haber bebido alcohol evitará que te encuentres mal al día siguiente. Evita beber con el estómago vacío. Un estómago lleno ralentiza la absorción de alcohol en el cuerpo y ayuda a evitar los vómito.
  • Beber lentamente, así darás tiempo al hígado a metabolizar todo el alcohol y evitar que se colapse.
  • Beber agua entre bebidas de alcohol es muy importante porque te ayuda a mantenerte bien hidratado. Además, beber algún jugo de naranja u otro jugo de fruta ayuda a prevenir el bajo nivel de azúcar en sangre.
  • Evitar tomar paracetamol, ya que termina en el hígado dónde se está procesando todo el alcohol y esto puede generar una hinchazón.
  • Tomar una ducha de agua tibia para prevenir el dolor de cabeza.
  • Evitar cafeína después de beber alcohol, porque puede deshidratarte más.
  • El alcohol hace que tengas que ir al baño con más frecuencia, y cada vez que vas, pierdes potasio. Por eso, se recomienda a la mañana siguiente comer plátanos para evitar las náuseas y aumentar tu energía.

Recuerda, bebe con prudencia y no escatimes con tu bebida. Una bebida barata te va a provocar una resaca peor. Los productores de un alcohol más caro suelen filtrar más las impurezas.


Efectos del alcohol a corto plazo

Beber alcohol puede afectar su cuerpo de inmediato. Es probable que una persona sana experimente los siguiente síntomas según el grado de alcohol:

  • BAC de hasta 0,05:
    • sensación de bienestar
    • hablador, relajado y seguro de tí mismo
  • BAC de 0,05 a 0,08:
    • juicio y movimiento deteriorados
    • inhibiciones reducidas
  • BAC de 0,08 a 0,15:
    • habla arrastrada
    • alteración del equilibrio, coordinación, visión y reflejos
    • emociones inestables
    • náuseas y vómitos
  • BAC de 0,15 a 0,30:
    • incapaz de caminar sin ayuda
    • soñoliento
    • respiración dificultosa
    • pérdida de memoria
    • pérdida de control de la vejiga
    • posible pérdida de conciencia
  • BAC de más de 0,30:
    • coma
    • muerte

conducir y beber

El alcohol y la conducción no son buenos amigos

Tú mismo habrás comprobado que el alcohol y la conducción no son una buena combinación. Consumir alcohol en exceso puede ser muy dañino y arriesgado. No hay ninguna forma de bajar el alcohol en sangre ni engañar a un alcoholímetro.

Además, beber y coger un coche puede salir muy caro, ya que las sanciones económicas son elevadas. Todos los métodos comentados anteriormente pueden ayudar a una persona a sentirse mejor y parecer alerta. Pero si te paran en un control de alcoholemia sus niveles de alcohol seguirán siendo elevados. Eso significa que si te pones al volante, puedes tener graves consecuencias.

La mejor opción para los días que decides beber es tener un conductor que no haya bebido ni una gota o coger un taxi. ¡La seguridad ante todo!